Nueva York, la Gran Manzana

Nueva York es una ciudad pérfida, una ciudad sucia. Su clima es un escándalo, su política consiste en asustar a los niños, su tráfico es locura, su competitividad es asesina. Sin embargo una cosa es cierta: si has vivido en Nueva York y se convirtió en tu patria, no hay mejor lugar en el mundo”.
John Steinbeck, 1953

Nueva York es la ciudad más grande de Estados Unidos y es también uno de los centros urbanos más poblados del mundo. No es, como muchos piensan, la capital de Estados Unidos, y tampoco del Estado que lleva su nombre.
Pero es sin duda la ciudad de la cultura, de las comunicaciones, de las empresas, del capital financiero y posee una posición de líder en los sectores de la política, de la educación, de la industria, del comercio y de los transportes.

La estatura internacional de la Gran Manzana fue reconocida después de la segunda guerra mundial, cuando fue elegida como sede del cuartel general de Naciones Unidas. El área metropolitana de Nueva York se compone de cinco circunscripciones: Bronx, Brooklyn, Manhattan, Queens y Staten Island – por un total de aproximadamente 800 kilómetros cuadrados.

El Bronx, el barrio más a norte y el único a encontrarse sobre la tierrafirme, tiene 1,4 millones de habitantes y una cierta reputación violenta en su parte meridional. Fundado por un inmigrado danés de nombre Johannes Bronck, el Bronx hoy presenta un rico patrimonio italiano, espléndidos jardines botánicos, las antiguas casas de los escritores Edgar Allan Poe y Mark Twain y, para los apasionados de baseball, el Yankee Stadium.

Brooklyn, sobre la punta occidental de Long Island, se convirtió en el primer suburbio de Nueva York cuando fu anexionado a la ciudad en 1898. Con más de 2,5 millones de ciudadanos, 1 millón más de Manhattan, presenta calles pavimentadas con guijarros, alrededor de 600 edificios seculares y una vista espectacular sobre Manhattan.

Queens, llamado así en homenaje a la mujer del rey de Inglaterra Charles II, hospeda el aeropuerto internacional JF Kennedy. Los neoyorquinos tienden a considerarlo un lugar aburrido, sin embargo el Queens tiene una vivaz comunidad griega – la más grande afuera de Grecia – un barrio latino y florecientes estudios cinematográficos.

Staten Island está enlazada con Brooklyn por el puente de Verrazano largo 1298 metros. La mayor parte de los visitadores, sin embargo, la alcanza con el ferry desde Manhattan para aprovechar de la espléndida vista que ofrece sobre los rascacielos y la Estatua de la Libertad.

Manhattan es dónde la mayor parte de los visitadores transcurre gran parte de su tiempo. Aquí están los famosos rascacielos, los museos, los teatros de Broadway y los lugares hechos célebres por centenares de películas.
Nada más aumentar el bienestar de Nueva York al final del siglo XVIII, los inmigrantes empezaron a llegar en número siempre mayor, llevando consigo nuevas ideas y nuevas esperanzas. Los alemanes y los irlandeses fueron los primeros en llegar masivamente, seguidos por los italianos y por los prófugos procedentes de Europa oriental, entre ellos muchos judíos. En 1884 empezaron a llegar también los inmigrantes desde el Oriente Próximo y Extremo.

Cada grupo de nuevos llegados se establecía principalmente con sus compatriotas y la ciudad enseguida tuvo comunidades étnicas bien reconocibles: Chinatown y Little Italy, los judíos en el Lower East Side, los alemanes en Yorkville. Se trata de un proceso que ha continuado, en gran medida, hasta hoy en día: los afro-americanos en Harlem, los griegos en Astoria, los puertorriqueños en el Sur del Bronx, los árabes sobre la Atlantic Avenue en Brooklyn y los indios (no los nativos americanos) en la punta meridional de Manhattan. Cada grupo étnico tuvo un profundo efecto sobre la ciudad y sobre su desarrollo cultural. Música, variedad, los grandes espectáculos musicales de Broadway, teatro, danza, cine, arte, arquitectura – todo eso ha formado una cultura no sólo tipicamente americana, sino también característica de Nueva York.

El skyline de Nueva York fue modificado drásticamente por el ataque terrorista del 11 de Septiembre de 2001, que hizo derrumbar las torres gemelas del World Trade Center, sin embargo los visitadores continuarán a probar grandes emociones en reconocer lugares de esta grande ciudad tan familiares a todo el mundo aunque si mirados sólo en pantalla: el Empire State Building, la Estatua de la Libertad, Tiffany’s, el Puente de Brooklyn.

“Siempre pasa algo aquí. Si estás aburrido en Nueva York, la culpa es sólo tuya”.

Elija su gira en Nueva York


Hotel Consigliati

Holiday Inn Wall Street

Holiday Inn Wall StreetEste hotel está situado en Nueva York, a unos 5 minutos a pie de Wall Street y de la parada de metro Wall Street. Cuenta con un mostrador de informac [...]

The Court – A St. Giles Premier Hotel

The Court – A St. Giles Premier HotelEste hotel de 4 estrellas está situado en Nueva York, a 3 minutos a pie de la estación Grand Central y de la Quinta Avenida. Ofrece un bar, servicio [...]

Club Quarters, Opposite Rockefeller Center

Club Quarters, Opposite Rockefeller CenterEl Club Quarters está situado enfrente del Rockefeller Center y a solo 1 calle del Radio City Music Hall. Este hotel de Manhattan alberga un restaura [...]

The GEM Hotel - Chelsea

The GEM Hotel - ChelseaEste hotel de Chelsea, que ofrece conexión WiFi gratis, está situado en una vía con árboles a menos de 2 calles de la estación de metro de 23rd S [...]

W New York - Times Square

W New York - Times SquareEste hotel está situado en Broadway, en la plaza Times Square de Nueva York, a 10 minutos a pie de las tiendas de la 5ª Avenida. Alberga un restaura [...]

Hilton Club New York

Hilton Club New YorkCon una inigualable ubicación en el corazón de Manhattan, esta propiedad se encuentra en los pisos 37 y 38 del Hilton New York y ofrece un alojamien [...]

W New York - Union Square

W New York - Union SquareEste hotel del centro de Manhattan se encuentra a 2 calles de la estación de metro 14th Street-Union Square. Dispone de restaurante y habitaciones en [...]

Scopri cosa fare a New York